Vivimos en un tiempo donde ni aun aquellos que denominamos “creyentes” estan dispuestos a dar su vida por Dios. Vivimos en una epoca donde el egocentrismo y el culto a uno mismo toma prioridad ante cualquier otra situacion, persona o creencia. Aun los llamados creyentes deciden vivir una vida religiosa de asistencia regular a la iglesia sin compromisos extras que puedan afectar a sus queaceres y planes diarios y sobre todo poder vivir una vida paralela a la vida de Dios donde no entremos en conflicto con el mundo y las cosas que nos ofrece.

Pero todo esto no solamente puede llegar a cansar, sino que las mismas escrituras nos dicen que no podemos amar a dos amos, pues al final amaremos a uno y aborreceremos a otro…. y al final es lo que pasa. El problema es que en la mayoria de las ocasiones podemos terminar amando mas al mundo que a Dios. Nuestro mundo acaba en nosotros y en nuestros hijos, sin darnos cuenta que Dios nos llama a ser un cuerpo de muchos miembros que unidos por las coyunturas se ayudan mutuamente para edificar la obra del ministerio. Esa corta vision, esa punto de mira tan limitado nos lleva a que el ejemplo que como creyentes deberiamos dar no solamente a nuestros hijos, sino al resto del Cuerpo de Cristo, llega a ser solamente el de mostrar que cualquier cosa que se nos interpone en nuestro camino es mas importante que Dios, cualquier actividad mas importante que una reunion, cualquier estandard fijado por las leyes de este mundo son mas importantes que los estandares de Dios….. y Dios no cambia sus estandares…. nuestra forma de hablar, de relacionarnos, de vestirnos, aun de amarnos… eso no cambia.

Pero el hombre se afana en trasladar los estandares de la sociedad a la iglesia, no quiere ser diferente al mundo y pretende mostrar a la sociedad que no somos “bichos raros” sino que somos como ellos, cuando la verdad es que lo que somos diferentes y tenemos que mostrar que es lo que, en teoria, nos diferencia. Y deberiamos matizar, porque el mundo no tiene problema con Dios… Tu le hablas a alguien de Dios y te dice “Yo tambien creo en Dios y Dios es el mismo para los hebreos, catolicos, etc….” La piedra de tropiezo esta en Jesucristo quien abrio el camino al Padre.

Para restaurar esos estandares Dios esta levantando el Espiritu de Zorobabel en algunos. Esta mostrando que el mensaje que hemos recibido desde el principio tiene vigencia y que no va cambiando con los tiempos como las modas. La palabra de Dios es valida ayer, hoy y siempre.

HAGEO 1:1-15

“EN el año segundo del rey Darío en el mes sexto, en el primer día del mes, fué palabra de Jehová, por mano del profeta Haggeo, á Zorobabel hijo de Sealtiel, gobernador de Judá, y á Josué hijo de Josadac, gran sacerdote, diciendo: 2 Jehová de los ejércitos habla así, diciendo: Este pueblo dice: No es aún venido el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada. 3 Fué pues palabra de Jehová por mano del profeta Haggeo, diciendo: 4 ¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de morar en vuestras casas enmaderadas, y esta casa está desierta? 5 Pues así ha dicho Jehová de los ejércitos: Pensad bien sobre vuestros caminos. 6 Sembráis mucho, y encerráis poco; coméis, y no os hartáis; bebéis, y no os saciáis; os vestís, y no os calentáis; y el que anda á jornal recibe su jornal en trapo horadado.

7 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos. 8 Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa; y pondré en ella, mi voluntad, y seré honrado, ha dicho Jehová. 9 Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y soplo en ello. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre á su propia casa. 10 Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutos. 11 Y llamé la sequedad sobre esta tierra, y sobre los montes, y sobre el trigo, y sobre el vino, y sobre el aceite, y sobre todo lo que la tierra produce, y sobre los hombres sobre y las bestias, y sobre todo trabajo de manos.

12 Y oyó Zorobabel hijo de Sealtiel, y Josué hijo de Josadac, gran sacerdote, y todo el demás pueblo, la voz de Jehová su Dios, y las palabras del porfeta Haggeo, como lo había enviado Jehová el Dios de ellos; y temió el pueblo delante de Jehová. 13 Entonces Haggeo, enviado de Jehová, habló por mandado de Jehová, al pueblo, diciendo: Yo soy con vosotros, dice Jehová. 14 Y despertó Jehová el espíritu de Zorobabel hijo de Sealtiel, gobernador de Judá, y el espíritu de Josué hijo de Josadac, gran sacerdote, y el espíritu de todo el resto del pueblo; y vinieron é hicieron obra en la casa de Jehová de los ejércitos, su Dios. 15 En el día veinte y cuatro del mes sexto, en el segundo año del rey Darío.”

Si leemos con detenimiento vemos que sembramos y no recogemos, bebemos y no nos saciamos, nos vestimos y no nos calentamos. Llegamos a la conclusion que realmente nada puede llegar a satisfacer nuestras vidas tanto como la Esperanza de Vida que tenemos en Jesucristo. Vemos que mientras la casa de Dios se queda vacia y no hay quien trabaje en beneficio de ella, cada uno corre a sus casas, a sus vidas, a sus familias que es lo que verdaderamente les importa.

Porque las cosas ocurren, quizas porque nuestras prioridades no estan escogidas en el orden que debieran. Porque nuestras vidas a veces van “mas pa’ ya que paca'” quizas porque debemos llegar al convencimiento que Dios tiene que controlar nuestras vidas al 100%.

Dios permita que el Espiritu de Zorobabel se levante en nosotros para poder hablar la verdad y vivificar el Cuerpo de Cristo para volver al verdadero camino que el nos ha mostrado.

About these ads